BIOGRAFÍA [versión corta]


Ramón Vargas es uno de los tenores más prestigiados en la actualidad a nivel internacional.

Inició su formación musical cantando como solista en el Coro de Infantes de Basílica de Guadalupe, en su ciudad natal, México, complementándola posteriormente en el Instituto de Música y Arte "Cardenal Miranda". Estudió técnica vocal con Antonio López y Ricardo Sánchez.

Después de ganar el Concurso Nacional "Carlo Morelli" en 1982, realizó su debut en la ópera Lo Speziale de Hayden, en Monterrey, México. Al año siguiente, el director mexicano Eduardo Mata le da su primer papel importante como Fenton en el Falstaff de Verdi y, en 1984, Don Ottavio en el Don Giovanni de Mozart. En 1986, gana el Concurso "Enrico Caruso" para tenores en Milán, Italia, y se establece en Austria donde perfecciona sus estudios musicales en el Estudio de la Ópera Estatal de Viena, bajo la guía del maestro Leo Müller.

En 1988, firma su primer contrato como miembro de la compañía del Teatro de Lucerna, en Suiza. Durante las dos temporadas siguientes, interpreta numerosos papeles protagónicos, incluyendo algunos poco usuales como Belfiore en Il viaggio a Reims, Nerone en L'incoronazione di Poppea, Werther, y Axur, Re d'Ormus de Salieri.

En 1990, Vargas se vuelve un cantante independiente y empieza a presentarse en papeles cada vez más importantes, en teatros y festivales internacionales de mayor renombre: Lorenzo en Fra Diavolo (Zürich), Edgardo, en Lucia di Lammermoor (Marsella), Tamino en Die Zauberflöte (Ópera Estatal de Viena), el Stabat Mater de Rossini (Ópera de París-Bastille) y Amenofi en Mosé (Bologna). Es presentado en esa época al renombrado profesor y musicólogo italiano Rodolfo Celletti, con quien estudia a partir de entonces sus nuevos personajes.

En 1992, el MET de Nueva York le invita a cantar el Edgardo de Lucia, al lado de June Anderson, en sustitución de Luciano Pavarotti, lo que constituye su primerísima presentación en los Estados Unidos.

Otro debut decisivo tiene lugar al año siguiente, en La Scala de Milán, donde interpreta el papel de Fenton en la nueva producción encargada a Giorgio Strehler con motivo del centenario de Falstaff, bajo la batuta de Riccardo Muti. Regresa al MET para cantar el Duque de Rigoletto en la apertura de la temporada 1994-1995.

En adelante, Ramón Vargas se convierte en huésped permanente de los teatros líricos más prestigiados: La Scala de Milán (Falstaff, La Traviata, Rigoletto), la Ópera Estatal de Viena (Maria Stuarda, L'Elisir d'Amore, Lucia di Lammermoor, Roberto Devereux, La Bohème), el Covent Garden de Londres (La Traviata, Rigoletto, La Bohème), la Ópera de Paris-Bastille (Rigoletto, Traviata), el MET de Nueva York (Rigoletto, Barbiere di Siviglia, Cenerentola, L'Elisir d'Amore, Lucia di Lammermoor, La Bohème), la Ópera de San Francisco (Un Ballo in Maschera, Lucia di Lammermoor), el Teatro Colón de Buenos Aires (La Favorita), la Arena de Verona (Barbiere, Rigoletto), el Teatro Real de Madrid (Werther), entre otros.

De los papeles que ha abordado en fechas recientes, destacan los protagónicos de Les Contes d'Hoffmann (en Houston) y de Don Carlo (en Washington), así como Lensky de Eugen Oneguin en el festival Maggio Musicale Fiorentino.

Tuvo una participación estelar en el magno homenaje que fue rendido a Giuseppe Verdi con motivo de su centenario luctuoso, el 27 de enero de 2001, cantando su Requiem en Milán con Riccardo Muti. Sus futuros compromisos incluyen Un Ballo in Maschera (Bologna), La Bohéme (Nueva York, Viena, Berlín, Florencia), La Clemenza di Tito (Florencia, Maggio Musicale), Lucia di Lammermoor (Viena), Requiem de Berlioz (Festival de Salzburgo), La Traviata (Nueva York), Rigoletto (Florencia, México, Nueva York), La Favorite (Viena), Don Carlo (Berlín, Viena), Idomeneo, (Festival de Salzburgo).

Ha interpretado en el escenario más de cincuenta papeles principales, fundamentalmente de los repertorios belcantista y románticos (Mozart, Rossini, Donizetti, Bellini); pero ha sido aclamado también en óperas verdianas como Traviata, Rigoletto, Don Carlo y Ballo, en Werther de Massenet, Les Contes d'Hoffmann de Offenbach, Faust de Gounod, Eugen Oneguin de Tchaikovski, The Rake's Progress de Stravinski, y La Bohème de Puccini, entre muchas otras.

Además de sus actividades como cantante de ópera, Vargas es un notable recitalista, cuyo repertorio abarca la canción clásica italiana, el Lied alemán, lo mismo que la melodía francesa y la obra vocal de compositores españoles y mexicanos de los siglos XIX y XX. Ejemplo de ello es el memorable recital que ofreció en La Scala en 1998.
Su interpretación de las canciones de Agustín Lara lo han hecho especialmente famoso dentro de su país natal, lo mismo que en España y Colombia.
Realizó el recital de reapertura de la sala Nezahualcoyotl en el Centro Cultural Universitario de la UNAM en abril de 2010 acompañado por la orquesta filarmónica de la misma institución.


En De Es
Back to homepage
Designed & Programmed by OMM